Los mejores vestidos de la historia del cine

Posted on Martes, Noviembre 5th, 2013 at 02:18

VESTIDOS MÍTICOS: LA MODA QUE TRASPASÓ LAS PANTALLAS DEL CINE

¡Buenas! Sí ya lo sé, estoy un poco obsesionado con los vestidos, jejeje una entrada simple para un día muy largo. Os dejo con algunos de los vestidos más importantes (para mí) de la historia del cine, ¿Cuál os gusta más?

Es imposible hablar de vestidos de cinsin mencionar a Edith Head, y es que esta diseñadora es la responsable de algunos de los vestidos más míticos del cine clásico de Hollywood, esas prendas que hicieron soñar a varias generaciones y que llegaron hasta nosotros con el mismo poder evocador.

Bette Davis en Todo sobre Eva

Hablamos por ejemplo de los vestidos de Audrey Hepburn en Vacaciones en Roma o Sabrina, de Grace Kelly en La mirada indiscreta o de la grandiosa Bette Davis en Todo sobre Eva. ¡Y es que no en vano Edith Head ganó ocho oscars al mejor vestuario!

Otro gran diseñador que no puedo dejar de hablar, es Hubert Givenchy y su amistad con Audrey Hepburn. Comenzaron a trabajar juntos en la película Sabrina, y cuando avisaron a Hubert de que se iba a encargar del vestuario de Miss Hepburn, él pensó que se referían a Katharine Hepburn, y tras descubrir que realmente era Audrey, en un principio se negó rotundamente para después rectificar y comenzar una amistad que duraría el resto de sus vidas.

Así, 51 años después del estreno de la película ‘Desayuno con diamantes‘ (1961), nadie olvida la elegancia y sencillez del vestido de Givenchy. Claro que hay que tener en cuenta que la percha hace muchísimo… A Audrey le quedaba como un guante y nadie como ella para sacarle al diseño el máximo partido. Por cierto, fue subastado en Christie’s en el 2006 por nada menos que 700.500 euros!!!

Mi 2º favorito en la lista es el vestido verde que lucio Keira Knightley en la película “Atonement”  (Expiación – mas allá de la pasión) en 2007, este espectacular diseño verde esmeralda de Jacqueline Durran que la actriz Keira Knightley lució en la cinta es espectacular, y es que para muchos es el “Number One” de los “Dresses” del cine.

La película habla del período 1935-1939, cuando empieza la 1ª guerra mundial, y con los boletos de ahorro, los tejidos son sencillos y los vestidos pierden volúmenes, bordados, lentejuelas (famosas en la década de 30)…

En 3º el mítico vestido blanco que inmortalizó Marilyn Monroe en ‘La tentación vive arriba‘ (1955), que recaudó en la subasta el récord de 3,2 millones de dólares, el precio más alto jamás alcanzado en subasta por un prenda confeccionada para el cine. La casa de subastas Profiles in History lo ha llamado el vestido más famoso de la historia del cine. El vaporoso y sexy vestido forma parte de la colección privada de Debbie Reynolds.

Y uno de los últimos éxitos del cine ”Cisne Negro” (Black Swan) en 2010, con Natalie Portman, as hermanas Laura y Kate Mulleavy de la marca RODARTE se encargaron del diseño del vestuario, en estrecha colaboración con Swarovski. El diseño de vestuario de Rodarte representó al cisne negro, oscuro y misterioso  y al cisne blanco, virginal y delicado de la mítica obra El lago de los cisnes. Natalie Portman se convirtió en una auténtica bailarina de la mano de los tutús y los vestidos de Rodarte, con unos trajes que combinan la pedrería, las gasas y las plumas, Portman se transforma en un cisne.

En Gilda (1946) período pós-guerra, Rita Hayworth luce un vestuario espectacular a lo largo de toda la película. El diseñador encargado del vestuario fue Jean Louis que lo utilizan para dar la imagen de  femme fatale de Rita. El vestido más conocido e icónico, tanto de la película como del cine, mientras Gilda canta en la famosa escena delimprovisado semi-striptease que revolucionó a todos. Un vestido clásico en satén negrosin tirantes y con una amplia apertura lateral combinado con guantes largostambién en color negro. Es el striptease más memorable de la historia del cine.

Continuamos ahora con el estilo Barroco o época Isabelina, en la película Elizabeth (1998 y 2007) con Cate Blanchett interpreta a la reina Isabel I de Inglaterra, conocida como “La Reina virgen”. Lo que me gusta de este vestido y, en general, todos los que luce en las películas, es cuán trabajados están tanto en detalles como en telas y colores, rodeados de lujo y hermosos trajes entallados en el tronco y de gran ruedo en las faldas, estamos en el año 1585 con el catolicismo fundamentalista azotando la Europa del siglo 16, con el Rey Felipe II de España a la cabeza apoyado por la Iglesia en Roma y armado con la Inquisición.  La responsable del vestuario Alexandra Byrne. La película estuvo nominada a 7 Oscars.

Me decanto por Grace Kelly en esta maravillosa película de Hitchcook, Atrapa a un Ladrón (1955). El diseño de este vestuario estuvo de la mano de Edith Head, que seguro que ya os suena. Destacan unos diseños muy femeninos, elegantes y sofisticados de líneas clásicas. Todo el vestuario me parece espectacular hay preciosos vestidos de día, cocktel y de noche incluso los bañadores son muy glamurosos. Durante una de las cenas en el hotel luce un vestido de gasa azul, con falda muy vaporosa y gran vuelo,  con tirantes finos y muy entallado a la cintura. El escote de estilo griego que para realzarlo lleva el pelo recogido.

Continuamos con Grace Kelly, ahora en “La ventana Indiscreta” (1954), en esta película Grace lleva varios elegantes modelos que le sientan muy bien. El que más me llamó la atención mientras visionaba la película, fue un precioso traje de noche diseñado, como siempre, por la modista de Paramount Channel, Edith Head. Estamos en el período “New Look” creado por Dior en 1947, diseños de falda amplia y corpiño ajustado, resultan muy femeninos.

En 9ª posición. La Historia ha inspirado grandes películas y, a la vez, a la moda. Elisabeth Taylor encarnó de forma sublime a Cleopatra (1963), no creo que exista, otra película que haya tantos cambios de vestuario, Liz Taylor lució 65 vestidos a lo largo de la película. El vestuario corre a cargo de Vittorio Nino Novaresse, Reniè e Irene Sharaff,  uno de los Oscars que ganó esta super producción fue el de vestuario, en total fueron cuatro. Es la segunda película más cara tras Los Piratas del Caribe (300 millones) de EEUU.

A la vez, Egipto inspiraría el vestuario de la película, el estilismo utilizado en la película inspiraría a John Galliano en un desfile (2004) muy posterior a la película. Un cliclo.

La interpretación de Bette Davis en “Jezebel” (1938), le hizo ganar su segundo y último Oscar va desde el capricho, pasando por la maldad más pura, hasta llegar a una culpa y redención finales magnificadas en un plano final que remata todas las referencias bíblicas de la película (desde la plaga que es la fiebre amarilla hasta el propio título de la película) ”Jezabel” (es España) es hoy una maravilla de la dirección artística y el vestuario de la época del romanticismo con una nueva silueta con faldas acampanadas, bajo las que se dispone una estructura de aros denominada miriñaque en España, talle en la cintura.

En “Sabrina” (1954) el vestuario de Audrey Hepburn fue diseñado por Givenchy.  Él no tenía ni idea de quién era Audrey. No obstante, la inolvidable actriz belga se convirtió en su musa a partir de “Sabrina”, y lució sus creaciones en infinidad de películas posteriores. En la película no se entendía como vestido de novia, pero ¿no creéis que reúne todas las cualidades, punto de originalidad incluido con los bordados en negro?

En “Lo que el viento se llevó” (1939) año que empezó la 2ª guerra mundial, podemos ver a Vivien Leigh interpretando Scarlett O’hara y su vestuario, decorado y otros elementos además de su impresionante brillantez, lujo, suntuosidad, majestuosidad… tienen una función narrativa. El vestuario de Scarlett O´Hara ha pasado a la historia como uno de los más espectaculares. Siempre se recordará el vestido verde que la protagonista cose con unas cortinas, así como el traje negro que lleva como luto durante una gala benéfica.

Walter Plunket fue el encargado de diseñar estas prendas y además inspiró más de 5.000 prendas para el rodaje. Así tenemos a “Escarlata” vestida con llamativos colores o vestidos opulentos en un principio, para una vez la guerra se hace presente ver como su vestuario se hace más discreto, más monocromático, apagado.

Scarlatt O’Hara sedujo a Rhett Butler de verde, blanco, negro, amarillo… Prácticamente no hubo color que no utilizase. Pero en pocas escenas estuvo más guapa Vivien Leigh que con esta espectacular bata roja.

Más moderno y sugerente es el ‘look’ de Olivia Newton-John en ‘Grease‘ (1978). Adelantó la moda de los leggings de vinilo y los tacones de punta. Olivia Newton-John enfundada en sus mallas negras de lycra es la transformación más recordada del séptimo arte. Sandy Olsson decide dejar su imagen recatada, de niña bien recién llegada de Australia, y aparece en la fiesta de fin de curso totalmente vestida de negro, sobre unas plataformas rojas y con el pelo desatado.

En una sociedad totalmente diferente se ambientaba Pretty Woman (1990). Este rojo es el más recordado, perfecto para ir a la ópera, pero el resto de los que compró Julia Roberts no se quedan atrás. El vestido rojo que la “novia de Ámerica” lució en la ópera se compró minutos antes del rodaje en un mercadillo.

Seguimos, con el precioso vestido largo de Kate Winslet en “Titanic” (1997), retratando la 1ª década del siglo XX y ambientada en la moda entre 1910-1915, una de las películas más oscarizadas de la historia. Ganó diez Oscars, entre ellos el de vestuario. Magníficos detalles en dorado de los volantes del vestido y el sutil collar.

Como olvidar a Satine la estrella del “Moulin Rouge” (2001) y el corsé de satén negro que lucía Nicole Kidman. El cabaret parisino llenaba de plumas, strass y brillos corsés y faldas que se movían al ritmo del can can.  Para ser una verdadera cabaretera sólo hay que adueñarse de unas medias de rejilla, unos botines con alto tacón, un corsé lleno de Swarovski y una boa de plumas de colores .Oscar al mejor diseño de vestuario.

Volvamos al siglo XVIII (el estilo es el Rococó), la historia de Maria Antonieta de Austria, Reina consorte de Francia, la llevó al cine Sofia Coppola.  Cada uno de los diseños es un éxito rotundo en la corte de Paris y no solo en ella sino en toda Francia. Muy pronto todos hablan de la reina Marie Antoinete y su elegancia y gusto al vestir, todas quieren imitarla. Pronto toda Europa habla de la Reina de Francia Marie Antoinette, de sus vestidos y elegancia, desde Rusia hasta España. Este es el vestido de novia que llevaba Kirsten Dunst, me llama muchísimo la atención el enorme miriñaque que llevaba la actriz.

En esta película destaca el vestuario de Romy Schneider, como este voluptuoso vestido amarillo y marrón (“Sissi emperatriz”, 1956). Este maravilloso vestido combina a la perfección con Elizabeth de Austria y se destaca el vestuario y el maravilloso colorín, la película fue  protagonizada por la bella actriz vienesa Romy Schneider.

Ahora hablamos de una película que he visto hacen pocos días, y me parece una obra mítica, irrepetible, sobrepasa cualquier época al ser totalmente intemporal y una d elas cosas que mas me han impresionado es ese espléndico diseño del vestuario de Cecil Beaton. Gracias al vestido, el sombrero y el parasol de ‘My Fair Lady” (1964) aparecía Audrey Hepburn así de espectacular en su presentación ante la alta sociedad. Este vestido blanco sólo le podía quedar bien a ella.

La referencia del estilo masculino aplicado con suma maestría.  Diane Keaton con corbata y chaleco en “Annie Hall“(1977). El estilo Annie Hall con el maestro Woody Allen ha marcado una tendencia desde su estreno que aún dura a día de hoy. Chalecos, corbatas y pantalones bombachos son llevados por Diane Keaton con tanta naturalidad que es imposible resistirse a ponerlos en esta lista. Nunca hubo una mujer más encantadora vestida de hombre que Diane Keaton. Lo que en cualquier otra hubiera resultado ridículo, en ella parecía natural. La corbata más peculiar, sorprendente y divertida del cine, merecía un hueco en la galería de mis vestidos preferidos.

Liza Minnelli con medias y bombín en “Cabaret” (1972), desde que vi a Liza Minelli ponérselo y quitárselo mientras bailaba, el bombín no volvió nunca a ser lo mismo. La bailarina Sally Bowles ve pasar la Alemania de los años 30 por delante del Kit Kat Club enfundada en un top negro y medias con liguero. No es el modelo más elegante de la historia del cine, pero pocos son más recordados.

The sound of music, conocida como Sonrisas y Lágrimas (1965) en LatinoAmérica la “Novicia Rebelde”, es uno de los musicales más exitosos. La película ganó un Oscar a Mejor Película y es uno de los musicales más exitosos jamás producido. La película recreaba la anexión de Austria por parte de Alemania tras la I Guerra Mundial. El vestuario, muy austero en comunión con el momento histórico.

El diseño de Vivienne Westwood con el que Sarah Jessica Parker subió al altar en la película ‘Sexo en Nueva York‘ (2008). Es uno de los más famosos de los últimos años. El pájaro que Carrie Bradshaw llevó a modo de complemento fue de lo más comentado de la película.

El vestuario de Angelina Jolie en esta película es magnífico, The tourist (2010).

Winona Ryder en “Drácula de Bram Stoker” (1992) es una película de Francis Ford Coppola, el vestuario de esta película está creado por la japonesa Eiko Ishioka y es un derroche de imaginación completo, da una atmósfera muy barroca a la película. Estos trajes están considerados como obras de arte, y se han expuesto en museos como el MOMA. Por supuesto, su excelente trabajo se vio recompensado con el Oscar. La película de Coppola es recordada por su excepcional y barroco diseño de vestuario.

Mina (Winona Ryder) tiene un momento de sensualidad, con el precioso vestido rojo que se pone para cenar con su vampiro.

Estamos en el año 1897, finales del siglo XIX, Esto permitió recrearse en la belleza de la época victoriana. Con el vestuario de las novias de Drácula (Mónica Bellucci), se hace una fusión entre lo bizantino, en las joyas, y los cuadros de Botticelli, en lo vaporoso de las telas.

Una música para la emoción, unos actores para el recuerdo, una película para la eternidad.

¿Qué os parece mi selección ?

¿Cual os gusta más ?  

¿qué vestidos de cine recordáis con mayor fascinación?

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responde